El estudio editado por esta Entidad con motivo del centenario del hundimiento del TITANIC.

Advierten que aunque ha aumentado la seguridad la industria marítima se enfrenta a nuevos retos, principalmente por el crecimiento de la navegación en todo el mundo.

Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS), ‘Seguridad y navegación 1912-2012: del Titanic al Costa Concordia’, basado en un estudio del Centro de Estudios Internacionales de Navegación Marítima de la Universidad de Cardiff (SIRC, en sus siglas en inglés) explica como “la creciente tendencia a ‘sobredimensionar’ los barcos y las presiones sobre los costes que llevan a los propietarios de navieras a contratar sus tripulaciones en países emergentes siendo estos poco conocedores de la formación necesaria.

Así pues, “la reducción de personal en las tripulaciones, puede poner en peligro los márgenes de seguridad y favorecer los ‘errores humanos’; el aumento de la burocracia a bordo; la amenaza constante de la piratería frente a las costas de Somalia o en otras zonas; y la emergencia de la navegación polar con sus complicaciones náuticas y medioambientales asociadas”.

ALGUNOS DATOS y CIFRAS DE ESTE ESTUDIO:

  • Desde 1910 el tonelaje de la flota mundial se ha multiplicado por 23 y ahora se aproxima a 1.000 millones de toneladas brutas (2010).
  • El comercio marítimo mundial se ha triplicado desde 1970, superando los 8.400 millones de toneladas de carga anual.
  • El número de pasajeros de los cruceros ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos años y se prevé un crecimiento del 7,4% anual entre 1990 y 2015. Se ha estimado que, para 2015, más de 22 millones de pasajeros viajarán en cruceros por todo el mundo (2011: 19,2 millones).
  • El transporte marítimo es uno de los medios de transporte de pasajeros más seguros, con tasas de accidentes mortales muy inferiores a las de viajar en coche, motocicleta, bicicleta o a pie en Europa.
  • Las tasas de mortalidad de los marinos profesionales han descendido en muchos países. En el Reino Unido, por ejemplo, en 1919 se estimó que habría 358 accidentes mortales al año por cada 100.000 marinos, una cuota que había descendido a 11 en el periodo 1996-2005. No obstante, esta tasa de mortalidad sigue siendo 12 veces superior a la de los trabajadores en general.
  • Los ‘puntos negros’ en materia de accidentes, entre 2001 y 2011, incluyen el Sur de China, Indochina, Indonesia y Filipinas, con un 17% de las pérdidas totales, seguidos por el Mediterráneo Oriental y el Mar Negro (13%) y Japón, Corea y el Norte de China (12%). Los mares que rodean las Islas Británicas también presentan una concentración relativamente elevada de accidentes (8%).
  • Las innovaciones tecnológicas de los últimos 100 años incluyen mejoras en las técnicas de construcción, sondas acústicas, radares, radios de muy alta frecuencia, Observadores de Radar de Punteo Automático (ARPA), comunicaciones por satélite, detección de la localización por GPS y sistemas electrónicos de visualización de mapas e información. Todas ellas han contribuido a mejorar la seguridad naval.