O las pymes españolas innovan, crecen y se internacionalizan, o desaparecerán. Y la receta para que esto último no ocurra también es clara: para aumentar su competitividad, las pequeñas y medianas empresas deben incorporar las tecnologías de la información a sus procesos de negocio. Así lo defienden las cinco multinacionales tecnológicas (Microsoft, Intel, HP, Nokia y Vodafone) que el pasado mes de marzo pusieron en marcha en España un plan de impulso a la pyme. Un plan que cuenta con el apoyo “fundamental” de las patronales CEOE, ATA y CEAT y del Ministerio de Industria. Su duración será de tres años.

La iniciativa movilizará una inversión de 30 millones de euros (10 millones por ejercicio) con un objetivo: hacer entender a las pymes, y muy especialmente a la micropyme, los beneficios que aportan las tecnologías de la información a sus negocios. “Creemos que este es seguramente el último tren hacia la productividad de la pyme española”, señala en un desayuno en CincoDías Albert Esplugas, director de estrategia y desarrollo de negocio de Microsoft Iberia. En su opinión, algo importante ha cambiado que hace posible confiar en que la pyme ahora sí se enganchará a la tecnología.

Uno, que la tecnología se ha democratizado y que las empresas TIC pueden poner a su disposición plataformas de comunicación, de colaboración, portales, PC, dispositivos móviles… todo por un dinero usuario/mes. Dos, que pueden hacer uso de esa tecnología de manera inmediata. Y tres, que el riesgo para la pyme es cero, porque no tiene que hacer ninguna inversión.

Fuente: http://www.cincodias.com/