La pasada semana se celebró la Semana del Seguro en su edición XXII. Todo este tipo de encuentros sectoriales siempre han estado caracterizados por la pluralidad de cuestiones relacionadas con el seguro; la distribución, los nuevos canales, las novedades legislativas principalmente en el ramo del automóvil, y una larga lista de novedades y servicios relacionados con el avance en la prestación de los servicios, especialmente en la postventa ya  generalizado con el término de prestaciones. Este XXII encuentro de la Semana del Seguro ha estado  principalmente centrado en las nuevas tecnologías;  digitalización, redes sociales, internet de las cosas, innovación, futuro, conectividad y transformación digital, póliza electrónica, etc.

Comenzaban las jornadas con el Foro de Alta Dirección Aseguradora con el título  “Creando un futuro conectado”. En este Foro, destaca la intervención en una mesa redonda, de los máximos responsables de las aseguradoras BBVA Seguros, Generali, Mapfre, Mutua Madrileña y Zúrich. La sensación que me trasladaron es que a todos les sorprendió un poco tanto planteamiento digital y salieron del paso indicando el posicionamiento de cada una de sus compañías frente a este reto. Indicaron estar no sólo atentos a esta cuestión sino la puesta en marcha de algún proyecto en concreto, que ni siquiera esbozaron.

Decía Pilar Gonzalez de Frutos  – Presidenta de UNESPA – en una entrevista en Aseguradores[1] “…que el principal reto que tiene la mediación es la tecnología por la relación tan inmediata de estos con los consumidores…” Cuando se le pregunta por las aseguradoras y sus retos, indica “…además de la adaptación de Solvencia II, la gestión del negocio basada en riesgos….”  Eusebio Climent presidente de la Comisión de Comunicación del Consejo General dice “… seguir apostando por las redes sociales donde tendremos mayor presencia. …”. “ … Este 2015 debe ser el año de la puesta de largo del EIAC (Estándar para la comunicación entre los sistemas informáticos de los mediadores y las compañías…”.

No hay ninguna duda que las tecnologías están de moda en el sector de seguros. Todos estamos en ello. Pero como siempre, el consumidor acostumbrado a relacionarse tecnológicamente con otros sectores – telecomunicaciones, banca, servicios – exige de los actores relacionados con el mundo asegurador, su adaptación a las nuevas tecnologías. Los mediadores como profesionales más próximos al consumidor han detectado esta necesidad de adaptación más rápidamente que las aseguradoras y en su modo de comunicarse y en el desarrollo tecnológico, han tomado la iniciativa. Les seguirán sin duda las aseguradoras pero no es nuevo que será un desarrollo lento. No lo digo yo. José Manuel  Gisbert, responsable del Desarrollo del Proyecto de Conectividad de AXA, reconoció[2] que EIAC es “una realidad y una gran apuesta de futuro”. No obstante, reconoció que las aseguradoras no se están posicionando todas por igual. Así, explicó que existen compañías que actualmente “no tienen nada en conectividad, no invierten porque no pueden o no quieren”. Por otro lado, se encuentran las que “no tienen nada pero tienen intención de hacer algo”. Por último, están “las llevamos años trabajando en ello y hemos estado tirando del carro cuando no estaba el EIAC; ahora tenemos que desmontar todo lo que tenemos montado y comprobar que el EIAC funciona igual que los sistemas que tenemos, durante un tiempo que pueden llegar a ser años trabajando en paralelo con ambos”. Hasta que el EIAC no funcione al 100%, “tendremos que mantener el antiguo para que el corredor no pierda calidad”. Pero, insistió creemos que “en el futuro todo ha de pasar por EIAC”.

Los mediadores tenemos que seguir avanzando en nuestros desarrollos sin esperar a que las aseguradoras decidan finalmente comunicarse con la mediación como corresponde a los tiempos. Tienen mucho en sus manos a desarrollar que es imprescindible para que el sector del seguro pueda ser visto por el consumidor como un sector moderno que se anticipa a sus  necesidades, que las vías de comunicación reciprocas funcionan y no solo en los momentos de  la contratación, el siniestro y la anulación de la póliza. Lo que hay que esperar es que para que estas situaciones puedan concretarse pasa por una relación entre los aseguradores y la mediación de igual a igual, de mayor colaboración y de dialogo y de mayor transparencia, su asignatura históricamente pendiente.

 


[1] Aseguradores. Revista del Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros número 460 enero/febrero 2015. Paginas, 8 a 12

[2] XIII Fórum Cecas. Publicado en el Boletín Diario de Seguros (BDS)