Es aquella en la que puede incurrir en los trabajos realizados por “los profesionales” en el ejercicio de sus actividades pudiendo generar responsabilidades frente a “clientes” y terceras personas.

La Responsabilidad Profesional, puede exigirse tanto a la empresa como a todos los profesionales que prestan sus servicios o participan en un trabajo o proyecto determinado.

Da cobertura a los Asegurados el pago de siniestros procedentes de reclamaciones presentadas en su contra durante el periodo de cobertura del seguro y que den lugar a Responsabilidad Civil Profesional, imputable a cualquier error u omisión, real o presunto, cometido en el ejercicio de su actividad profesional.

Ejemplos de profesionales que necesitan estas coberturas

  • Abogados
  • Administradores de Fincas
  • Agencias de Viajes
  • Agentes de la Propiedad Inmobiliaria
  • Arquitectos e Ingenieros
  • Auditores y Actuarios
  • Colegios Profesionales
  • Economistas
  • Gestores / Gestorias Administrativos
  • Informaticos y empresas de Sofware
  • Jueces y Magistrados
  • Médicos y Profesiones Sanitarias
  • Notarios
  • Peritos y Tasadores
  • Periodistas, Fotógrafos, Prensa, Radio y TV.
  • Procuradores
  • Registradores de la Propiedad

Le recomendamos que no confíe en pólizas estándar: el análisis de este tipo de riesgos requiere de un profesional del ramo para evitar sorpresas desagradables cuando ocurre una reclamación.